Mandíbula y osteopatía

Existen 4 grandes pilares que hay que tener en cuenta a la hora de trabajar las tensiones de la mandíbula. La osteopatía / fascioterapia ofrece una posibilidad de trabajar esta articulación de forma respetuosa y  sin generar dolor.

¿Requiere de otro especialista?

A la hora de valorar por qué existen sobrecargas en la mandíbula hay que tener en cuenta que pueden estar originadas por problemas que han de ser tratados por otros especialistas, por ejemplo:

  • Personas que tienen una maloclusión (mordida asimétrica) porque tienen algún problema de nacimiento en la mandíbula o bien porque exista una artrosis severa en la articulación han de pasar por el maxilofacial para que evalúe su caso.
  • Personas que le falten piezas dentales y solo muerdan por un lado de la boca produciendo esa sobrecarga constante de un mismo lado de la mandíbula, deben ocuparse primero de restablecer todos los dientes para luego poder trabajar la articulación.

 

 Mandíbula y osteopatía / fascioterapia

Lo que mayoritariamente trabajamos son sobrecargas en la musculatura de la mandíbula que pueden generar dolor local o en las cervicales. Esta tensión muscular puede ser tan grande que incluso no consigan abrir la boca como la abrían antes.

Una evaluación minuciosa de la articulación, del estado de las zonas cervicales altas, y de la musculatura que tiene implicación en esta zona es primordial a la hora de abordar un buen trabajo sobre esta articulación.

Tanto la musculatura como las articulaciones pueden trabajarse de muchas maneras y existen infinidad de técnicas que los diferentes terapeutas aplican sobre esta zona.

Para mi gusto prefiero utilizar las herramientas que sean más respetuosas con el cuerpo y que no generen dolor puesto que es una zona muy sensible y donde muchas personas sufren aprensión a acudir a solucionar sus problemas con la mandíbula por miedo al dolor que les pueden infligir.

La fascioterapia/osteopatía utiliza las manos para relajar toda la musculatura relacionada con esta articulación. Busca aliviar las tensiones sobre los músculos que están soportando mayor presión para que todo el cuerpo vuelva al equilibrio natural perdido. Esto lo realizamos con técnicas suaves y respetuosas siguiendo nuestra máxima del NO DOLOR.

¿Qué pasos realizamos?

  1. Primero liberaremos toda la tensión que encontramos en el cuello ya que toda tensión mandibular acaba afectado a este. Si quieres ver como lo hago pincha AQUI
  2. Después aplicaremos las técnicas sobre la propia articulación. Existen muchas técnicas, aunque yo siempre suelo optar por la más suave para la persona, aunque tenga que realizarla más veces en la misma sesión para llegar a abrir la articulación entera. Para mi es importante que la persona se sienta cómoda en todo momento. Pincha AQUÍ para verlo
  3. En mi experiencia he visto que apoyar todo lo anterior con técnicas de la terapia sacro craneal (técnicas muy suaves sobre los huesos del cráneo) hace que se relaje mucho más la musculatura que es mas dificil de trabajar ya sea por su ubicación o bien porque no terminan de soltar con técnicas directas sobre los tejidos.

 

La educación

A través de cualquier terapia manual se tiene el poder de relajar la musculatura durante un tiempo, pero no tenemos la capacidad de decirle a esos músculos “¡eh! quédate así pasa siempre”.  Así que es importante buscar cual es el origen de esa tensión excesiva.

Sobre todo, en los casos de bruxismo, que exista tensión en esa zona viene provocado por un exceso de uso de nuestro estado de alarma del sistema nervioso. Ahora bien, entender por que podemos mantener una tensión constante en esta parte del cuerpo sin que se requiera de las acciones normales diarias (masticar y relacionarse), necesita de una comprensión de cómo funciona nuestro sistema nervioso por parte del padeciente. Así que si queremos acabar con el bruxismo, necesitamos saber primero por qué mordemos sin cesar.

En mi consulta esta parte la entiendo como fundamental a la hora de poder ayudar a las personas e intento que comprendan que les está sucediendo. Este es el primer paso para poder avanzar hacia la generación de nuevos hábitos.  Os dejo un escrito de la charla que les suelo dar a las personas con problemas de bruxismo y que les da buenos resultados a las personas que lo prueban. Para verlo pincha AQUÍ

Los ejercicios

Dotar a la persona de una herramienta que pueda utilizar para aliviar la tensión en la mandíbula por si mismas es muy importante. Existen numerosas técnicas que se pueden enseñar a la persona para aliviar la tensión en la musculatura, ya sea con estiramientos suaves, meditación, conciencia corporal, educación sobre el problema, movimientos articulares etc.

Adaptar esta parte es algo muy complejo que requiere de un trato personalizado para adaptarlo a las posibilidades reales de cada persona.

 

 

×

Powered by WhatsApp Chat

×